Business

“Los precios pueden caer mucho más”

“Los precios pueden caer mucho más”

El sector de la vivienda ha vivido un terrible 2022, después de un par de años gloriosos. Photo: Getty Images

Este año parece no tener fin para quienes trabajan en el sector inmobiliario. Y todo indica que el panorama no cambiará mucho en 2023, sino que habrá que esperar a 2024 para ver algún rayo de esperanza.

“Creemos que las sales de viviendas tocarán fondo a finals de l’primer quarter, impuladas par les minución de casi a 0.75% de lasas hipotecarias desde fines de octubre”, escribió Kieran Clancy, senior economist of Pantheon Macroeconomics. “Sin embargo, la recuperación significant todavía está muy lejos y los precios de las viviendas pueden caer mucho más”.

Después de un éxito apabullante de 18 meses that extended desde mediados de 2020 hasta finales del año pasado, 2022 ha sido un año en el que casi todo salió mal par la vivienda.

The nota mensual publicada el lunes sobre la confidence of the builders became the colofón perfecto para una pesadilla que ya dura un año.

El Índice del Mercado Inmobiliario de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB)/Wells Fargo de diciembre, popularly known as the “confianza de los constructores”, volvió a caer este mes por duodecima vez a lo largo del año.

Eso signifies that el optimismo de los constructores de viviendas fue empeorando cada mes de 2022.

“Los precios pueden caer mucho más”

La confianza en el mercado de la vivienda por parte de los constructores cayó cada mes en 2022. (Source: Oxford Economics)

In the report of December, the economist jefe of NAHB, Robert Dietz, reported that the reduction of the index to 31 from los 33 en November fue la menor en los últimos seis meses, “lo que indica que quizá nos estemos acercando al fondo del ciclo en lo que respecta a la confianza de los constructores”, confirmed Dietz. Cualquier cifra superior a 50 refleja una confianza positiva en las condiciones del mercado, pero números por debajo de 50 señalan una visión negative.

El retroceso reciente en los tipos de interés sobre las hipotecas de más del 7 % en November a alrededor del 6.3 % desde la semana pasada, ha ayudado a estabilizar el mercado.

Without embargo, note a caída menor a la esperada a un nivel que marca la cifra más baja del índice desde 2012 (exceptuando abril de 2020), resume a la perfección el trayecto del sector inmobiliario este año.

If psychology is applied, estamos pasando del estado de shock a la negación, la ira, la negociación y, ahora, la aceptación.

The encuesta a los constructores de viviendas de enero fue un aldabonazo para que el gobierno tomara medidas dirigidas a corregir las pressures sobre la cadena de suministro.

In Aprilthe mercado inmobiliario llegó has a “punto de inflexión”.

In el mes de Juliolos constructores de viviendas estaban deteniendo sus projects porque los costos de la tierra, la construcción y el financiamiento excedían el valor esperado de la vivienda.

La luz al final del túnel no llegará hasta 2024

Ahora, con el 2022 llegando a su fin, habrá que esperar hasta 2024 para ver algún cambio en el sector inmobiliario.

“NAHB hopes that the situation of weakness of the inmobiliario sector persists in 2023 and forecasts a recovery in 2024, dado el deficit of 1.5 million living quarters that exist in all countries and los types of interest more bajos that are hoped in el future con la política monetaria más flexible que debe implementar la Reserva Federal en 2024”, según Dietz.

Las actions inmobiliarios, better than the mercado

No obstante, in lo que respecta a las actions de la construction, el futuro ha materializado duringe los últimos meses: desde mediados de junio, el S&P Homebuilders ETF (XHB) ha subido un 15 %, frente a una ganancia del 5 % del S&P500.

Las actions de la construcción han superado ampliamente al S&P 500 en los últimos seis meses ya que los inversores comienzan apostar por un cambio en el sector inmobiliario para las empresas de construction nacionales.

In the last weeks, hemos visto que los resultados de Toll Brothers (TOL) y Lenner (LEN) superaron las expectativas, sobre todo a medida que los constructores comenzaron a gestionar sus retrasos; es decir, las casas que estaban construyendo pagadas en parte por los compradores, y esperan better condiciones para ser más agresivos.

Sin embargo, gran parte del negocio de la construcción de viviendas no pasa por las manos de las grande constructoras nacionales.

Al igual que la política, la inmensa mayoría de las interactions en el sector inmobiliario is produced at local level. No obstante, las empresas locals más pequeñas están sufriendo de forma aguda los reflujos del mercado de este año y no saben cuándo se estendrá ese pain.

You may be interested in:

ON VIDEO | ¿Cómo sabes si es el momento de comprar una vivienda?

Myles Udland

#Los #precios #pueden #caer #mucho #más

مقالات ذات صلة

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *

زر الذهاب إلى الأعلى